sábado, 12 de marzo de 2011

Zoladex, un nuevo amigo

Todo iba muy bien, llevaba casi un mes sin complicaciones y recuperando la normalidad de mi día a día. Me costó bastante aceptar al Tamoxifeno como mi nuevo mejor amigo para los próximos 5 años, pero superada la fase de presentaciones y ahora que íbamos intimando, ha aparecido un tercero en discordia "las inyecciones de Zoladex".  Cuando has tenido un tumor hormono-dependiente como es mi caso, la menstruación y los estrógenos son tu peor enemigo, normalmente la quiometarapia y el Tamoxifeno provocan una menopausia química, que como ya os conté  hace meses que empecé a sufrir sus efectos y sofocos. Pero el miércoles pasado mis ovarios despertaron del letargo con lo que saltaron las alarmas, así que me puse en contacto con mi oncóloga y me receto una inyección de Zoladex al mes hasta que se me retire la menstruación definitivamente.   El Zoladex es un fármaco que pertenece al grupo de los denominados anti-hormonales, lo que significa que afecta a los niveles de diferentes hormonas. En los hombres reducirá los niveles de testosterona y, en mujeres los estrógenos. Este fármaco se suele utilizar tanto en hombres para tratar patologías prostáticas, como en mujeres para patologías mamarias.

Así que cuando todo parecía ir bien y por si no tuviera bastante con todo lo que tomó ya y lo que llevo en el cuerpo, ahora hay que sumarle las inyecciones subcutáneas en la barriga (menos mal que tengo michelín para amortiguar el pinchazo).

En fin que cada vez llevo peor lo de ir al médico, pastillas, inyecciones, pruebas... se que esto es una minúscula piedra en el camino y que después de todo lo que he pasado no me puedo venir abajo, pero cada vez que empiezo a pensar que todo ha terminado e intento volver a ser la de antes con una vida normal, aparece un Zoladex cualquiera a amargarme el día.

PD: Por cierto, se me olvidaba contaros que en abril vuelvo al trabajo, no sé si estoy preparada, pero necesito sentir que queda algo de mi antigua vida. Me tomaré el trabajo como una terapía más ;)

3 comentarios:

  1. HOLA.

    Espero que estes bien, soy tu compañera en esta aventura de la sobrevivencia al cáncer de mama.

    En mi caso después de la mastectomía y quimios, continué con el tamoxifeno que me hacía sentir todo el día como envenenada, mareada, confundida, cansada, con dolor de huesos, insomnio, a la par que me causo quistes en los ovarios y endometrio, por lo cual tuve mi segunda cirugía.

    Para aminorar estos efectos mi oncólogo me dio el examestano, se me quitaron los mareos, la confusión y los quistes, pero el dolor de huesos y sofocos eran una tortura diaria. Al cambiar a este medicamento y estar libre de quistes inicie mi proceso de reconstrucción, cirugía que me fue muy dolorosa, y comencé a menstruar por lo que mi ginecóloga se preocupo y me mando a hacer unos estudios, que revelaron que sigo produciendo el estradiol hormona causante del cáncer de mama y endometrio. Por lo que se me complemento el tratamiento con el Zolardex, llevo tres meses y medio con esta inyección y ahí entre al infierno ya que aparte tengo fibromalgia y el dolor de huesos, articulaciones y sofocos me lleva punto del desmayo, en mi ciudad llegamos hasta los cuarenta grados centígrados de calor y es insoportable vivir en ese calor y por si fuera poco con mis efectos secundarios; en unos días voy por la segunda cirugía de reconstrucción y tengo dolor de ovarios con un ligero desecho.

    Lo he manifestado antes y lo ratifico que me diera cáncer fue lo mejor de mi vida, por que me ha dado la oportunidad de replantearme toda mi existencia y encontrar a Dios, no obstante el mundo sigue igual con su egoísmo.

    Nunca me he quebrantado he seguido adelante con mi vida dentro de lo posible de lo más normal, estuve trabajando con las quimios, solo faltaba un día, después de cada cirugía regreso a trabajar en cuanto me quitan los puntos.

    Mi familia y la gente me ven como si no hubiera pasado nada por que soy fuerte, pero eso no significa que esto sea fácil, no voy a estar cada día llorando y lamentándome, decidí vivir lo mejor posible cada día es un reto físico, mental y económico, pero me siento fatal con tanto dolor físico y estrés por tantas visitas al médico, tratamientos, efectos secundarios, dinero que debo, y por si fuera poco me ahogo con tanta incomprensión y falta de respeto hacia mi condición de vida.

    ResponderEliminar
  2. Hola

    Me he identificado mucho con ustedes, tengo 33 años, a los 31 me diagnosticaron Cancer de Mama (hormonal), estoy con el Tamoxifeno hace un año y medio, Zoladex hace 6 meses, lo habia llevado bien, pero estos ultimos dias si que he sentido deprimida, me siento muy agradecida con la vida, el cancer de mama me ha permitido ver lo bonito de la vida, pero de verdad no se que me esta pasando, he leido que Tamoxifeno y Zoladex da como efecto secudario la depresion.

    Bueno chicas a cuidarse

    ResponderEliminar
  3. Me falta poco menos de un año para terminar con el Tamoxifeno y el Zoladex, vivaa!!! dije yo al inicio, pero mi doctor me acaba de indicar que luego del Tamoxifeno me viene otra pastillita. Uff bueno que se le va a hacer igual ya estoy acostumbrada a mis 37 años a estos achaques de mujer centenaria:))

    ResponderEliminar